Emergencias respiratorias: ¿sabías que algo así podría ocurrirle a tu caballo?

Emergencias respiratorias: ¿sabías que algo así podría ocurrirle a tu caballo?

Actuar de forma rápida y eficaz puede salvar la vida de tu caballo. En el siguiente caso explicamos brevemente cómo reconocer un problema de estas características. La rinitis, inflamación de la mucosa de las fosas nasales, es una causa de disnea respiratoria por obstrucción parcial o total de la luz nasal. Su origen puede ser diverso: infeccioso (bacteriano, fúngico o vírico), alérgico o traumático.

Si la obstrucción es parcial y compromete el flujo de entrada de aire, observarás que tu caballo muestra dificultad respiratoria (disnea), sonido inspiratorio evidente, secreción nasal continua que puede ser serosa (transparente) o mucopurulenta (blanquecina o amarillenta) y dilatación de los ollares.

traqueotomia

Si la obstrucción llega a ser total, tu caballo muestra una dificultad respiratoria severa, la dilatación de los ollares es máxima y adquiere una posición ortopneica (extensión de la cabeza y cuello). Ante esta situación es de vital importancia que contactes con tu veterinario para la realización de una traqueotomía de urgencia.

El abordaje de la luz traqueal es una técnica quirúrgica de emergencia y se realiza bajo condiciones de distress respiratorio severo por obstrucción, compresión o estenosis del tracto respiratorio superior, pero independientemente de la causa, es muy importante saber valorar si el caballo es capaz o no de compensar la insuficiencia de oxígeno, ya que esta situación podría conllevar la asfixia del animal.

En la clínica equina, muchas de las obstrucciones respiratorias suceden de manera progresiva en el tiempo, proporcionando un margen de tiempo de actuación para el veterinario. Pero en ocasiones menos frecuentes, la obstrucción aparece de manera sobreaguda o aguda, en cuyo caso, es necesario una asistencia de urgencia inmediata.

En esta ocasión, nuestro paciente fue desarrollando síntomas de forma progresiva: taquipnea, dilatación marcada de ollares, sonido respiratorio audible, refuerzo abdominal y descarga nasal bilateral transparente. Se realizó una endoscopia en campo como prueba complementaria y se diagnosticó una rinitis severa bilateral, por lo que finalmente se recomendó la realización de una traqueotomía para solucionar el problema.