Consejo veterinario: ¡Conoce a tu caballo!

Consejo veterinario: ¡Conoce a tu caballo!

Dedicar unos minutos cuando terminas la sesión de entrenamiento a realizar una palpación de los tendones flexores y del dorso, puede reportar grandes beneficios.

Esta práctica nos puede ayudar a conocer su grado de reactividad y tolerancia, si presenta inflamación, calor o dolor. Asimismo, si lo hacemos con frecuencia, podremos ser capaces de detectar cambios cada vez más leves y de esta forma anticiparnos a la aparición de problemas más graves.

cons2

La prevención y el tratamiento temprano son aliados inestimables y, por supuesto, ante cualquier duda, consulta con tu veterinario.

cons3 cons4