Asma equino

Asma equino
27 abril, 2024 MC Veterinaria

 

El asma equino es una patología  multifactorial, heterogénea y con una fisiopatología variada. Está caracterizada por el desarrollo de hiperreactividad, inflamación y obstrucción crónica de las vías respiratorias inferiores.
Como ocurre en humanos, el asma equino es una afección mediada por alérgenos del entorno, en particular de sustancias (mohos, endotoxinas, microorganismos, polen) en aerosoles del polvo tanto del forraje como de la cama.

Se han descrito dos formas  clínicas diferenciadas de la enfermedad según la severidad de los signos clínicos: asma grave, antes conocida como RAO  (recurrente airway obstrucción), y asma leve, antes denominada IAD (inflammatory airway disease). Aunque no se ha demostrado una predisposición racial o de género, se ha descrito la heredabilidad de la enfermedad. La edad media de aparición del asma grave en caballos es de 9 años.

Los signos clínicos más comunes son:

–  Intolerancia al ejercicio
–  Descarga nasal
–  Tos recurrente.
–  Disnea expiratoria, la cual puede presentarse con un marcado refuerzo abdominal durante la respiración, tal y como podemos observar en este vídeo.

Los signos clínicos del asma leve pueden pasar inadvertidos. Los caballos pueden mostrar únicamente disminución del rendimiento  y/o una tos leve al comienzo del ejercicio, sin embargo esta enfermedad afecta a un 80% de los caballos de deporte en algún momento de su vida y es una causa frecuente de interrupción del entrenamiento.

El diagnóstico del asma equino suele basarse en los signos clínicos y la evaluación citológica del líquido del lavado broncoalveolar. Aunque tanto el diagnóstico como la terapia médica es vital para el pronóstico a largo plazo de la enfermedad, la identificación y la reducción de la exposición a los alérgenos desencadenantes es esencial igualmente para el tratamiento.