Heridas estivales que no cierran

Heridas estivales que no cierran
In Caso Clínico

Durante la época de primavera-verano atendemos un gran número de consultas dermatológicas por heridas cutáneas.

El propietario suele reseñar que no cicatrizan a pesar de los cuidados realizados y que el animal se automutila por el picor. En la mayoría de las ocasiones detectamos una Habronemiasis cutánea o lo que comúnmente se conoce cómo heridas de verano o llagas estivales.

La Habronemiasis cutánea equina es una infección parasitaria por larvas de Habronema, un parásito nematodo transportado por las moscas y que es depositado en las heridas cuando la mosca acude.

habronemiasis

Clínicamente, las lesiones de Habronemiasis cutánea equina comienzan con pequeñas pápulas con prurito y de forma bastante rápida se desarrolla un granuloma enrojecido, no cicatrizante, el cual más tarde puede tornarse en una lesión fibrosa, granulomatosa y exuberante, en forma de cráter y en algunos casos, con larvas amarillas calcificadas cuya apariencia es similar a un grano de arroz.

Es importante realizar tratamientos agresivos ante esta enfermedad, para impedir un avance que en ocasiones puede ser catastrófico y que puede alargar el proceso de curación meses.

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*